Sí. Usamos un par de cookies, y una ni siquiera es nuestra. Deberá aceptarlas para evitar este mensaje que mostramos por imperativo legal

“Simplificación y actualización tecnológica de interdixit.com buscando la sostenibilidad”, noticia en Interdixit

Diseño + Desarrollo. Multimedia. Web. Comunicación. Grafismo. Arte

Noticia: “Simplificación y actualización tecnológica de interdixit.com buscando la sostenibilidad” de la sección Información corporativa

Simplificación y actualización tecnológica de interdixit.com buscando la sostenibilidad

Nuevo aspecto de las páginas de proyectos
Nuevo aspecto de las páginas de proyectos

Interdixit estrena un nuevo aspecto en el que se ha primado lo verdaderamente esencial. La simplificación afecta a los contenidos y también a la programación y pretende mantener la misma eficacia comunicativa con una importante reducción del tiempo dedicado a la producción y mantenimiento de contenidos sin que se resienta ni el posicionamiento ni la afluencia de visitantes.

Del sitio han caído las descripciones y completas fichas técnicas de los proyectos online y offline más destacables desarrollados desde 2002, la explicación detallada de los servicios de Interdixit y los alardes —en su día— técnicos. El acceso a la información se hace más sencillo expresando el mensaje esencial que se desea transmitir, facilitando una navegación rápida y un diseño limpio.

La versión anterior correspondía a la tercera interfaz de Interdixit, publicada en 2008, y que a lo largo de estos años ha sido objeto de numerosas actualizaciones orientadas a la sostenibilidad técnica y productiva del sitio. Anteriormente ya se habían retirado elementos de producción in the fly de archivos PDF —que acaparaban notablemente los recursos del servidor e incrementaban el caudal de transferencia de datos—, las tipografías generadas con Flash desde Ajax, algunas animaciones, servicios de terceros embebidos en las páginas, y la versión íntegra en inglés, que incrementaba los costes y reducía la agilidad de actualización de las páginas.

Tecnológicamente se había intervenido en actualizaciones en los scripts de servidor, la reducción o eliminación de películas en Flash alimentadas desde XML y la renovación de los frameworks de Ajax, pero se mantenía una estructura de programación asemántica basada en el lenguaje XHTML.

Ni una línea de JavaScript en todo el desarrollo

La nueva construcción se ha realizado desde el estándar HTML5, eliminando toda la costra —programación innecesaria— para aligerar la carga de las páginas y facilitando la comprensión semántica de los contenidos. Las páginas de Interdixit son un 70% más ligeras que la media de las creadas con cualquier CMS habitual (Wordpress o Drupal, por ejemplo) sin el uso de cachés. El contenido futuro —y buena parte del actual— puede ser interpretado correctamente por robots y otras máquinas y adaptado y reproducido en cualquier dispositivo capaz de renderizar HTML5: desde un teléfono móvil a la pantalla táctil de un frigorífico inteligente, pasando por un reloj de pulsera informático.

La eliminación de la costra se ha logrado retirando por completo el uso de JavaScript/Ajax de la construcción del sitio web. Todas las animaciones y comportamientos dinámicos en la interfaz se han creado con CSS3.

El cambio se ha realizado con la perspectiva de reducir la cadencia de publicación en Interdixit sin que se produzca un perjuicio por la eliminación de contenidos. De hecho, sólo las fichas de los proyectos más destacados han desaparecido. En su lugar queda una imagen y la denominación o enlace con el producto.

A lo largo de todos estos años la innovación tecnológica que desarrollamos en aquellos proyectos ha pasado a formar parte del estándar de producción generalizado, integrándose en los procesos habituales, de modo que el anuncio del hallazgo de Interdixit como solución destacada, sin la perspectiva histórica, parecía pueril. Pero, además del desfase, la lógica evolución del tiempo y los estragos de la crisis económica han cambiado considerablemente el panorama. De aquellos proyectos originales hoy no queda mucho, naturalmente. Algunos clientes han cambiado de propietarios, se han fusionado o, literalmente, han sido arrollados por la crisis. Y para otros, el objetivo inicial para el que fuimos contratados ha cambiado.

Cambio de estructura manteniendo casi todas las URL

De cualquier modo, puesto que la solución comunicativa y tecnológica cumplió más que satisfactoriamente su cometido en aquellos casos, se mantienen en una página única a modo de catálogo.

El sistema de noticias también sufre un cambio fundamental. Desaparecen como elemento destacado del sitio y se convierten en un archivo histórico, con un acceso desde el pie de la página. La idea es publicar muy esporádicamente y cuando sea conveniente nuevo contenido corporativo y de conocimiento. Como los largos intervalos de publicación pueden crear la falsa impresión de que el sitio está abandonado, se ha optado por retirar del menú principal este servicio de valor añadido al sitio, pero sin perder las URL originales que atraen enlaces externos y contribuyen al posicionamiento. 

El servicio de noticias no pierde su eficacia. La publicación de una nueva noticia mantiene toda su capacidad de alcance, pero el conjunto no merma la credibilidad del sitio. Esta es la gran apuesta estratégica de los contenidos de Interdixit.