Sí. Usamos un par de cookies, y una ni siquiera es nuestra. Deberá aceptarlas para evitar este mensaje que mostramos por imperativo legal

“Las peculiaridades de la firma autógrafa de documentos por Internet”, noticia en Interdixit

Diseño + Desarrollo. Multimedia. Web. Comunicación. Grafismo. Arte

Noticia: “Las peculiaridades de la firma autógrafa de documentos por Internet” de la sección Tendencias

Las peculiaridades de la firma autógrafa de documentos por Internet

Grabación de una firma con Vista Previa en Mac
Grabación de una firma con Vista Previa en Mac

Aunque cada día es más fácil firmar de puño y letra documentos por Internet, estos pueden convertirse en papel mojado en el momento de efectuar una reclamación. De hecho, las aplicaciones para dispositivos móviles —especialmente para tabletas— e incluso las aplicaciones de sistema operativo sirven para hacernos la vida más fácil, pero a efectos jurídicos pueden tener poco valor.

Revisando sus características, parece evidente que estas aplicaciones han nacido por la posibilidad de generar una firma autógrafa visualmente atractiva más que para servir de forma eficiente a los negocios. Al fin y al cabo, en la mayoría de los negocios por Internet no es necesaria una firma ya que casi todos los contratos son de adhesión. El comprador no tiene la posibilidad de modificar las características de aquello que adquiere y su compromiso se manifiesta realizando el pedido y formulando el pago correspondiente.

Sólo en los casos en los que la solución es a medida, la firma se convierte en un elemento esencial del contrato. Lo será, por ejemplo, para un diseño web contratado sobre boceto o plan, para determinadas características de libre aceptación de un producto, para una actividad de consultoría, en procesos de desarrollo que no se cobran de una sola vez y por adelantado, o cuando se requieren provisiones de fondos.

En muchos de estos casos, la firma autógrafa puede ser válida como compromiso personal entre las partes, en un clima de confianza mutua aún cuando la distancia entre ambos sea de miles de kilómetros, hablen idiomas distintos, nunca se hayan visto y su relación se haya limitado a un par de mensajes de correo electrónico el día anterior.

Aplicaciones de firma sobre PDF
Cuando se dan estas circunstancias, las aplicaciones más sencillas pueden servir para firmar el contrato desde una tableta, desde un teléfono móvil o, si el sistema operativo lo permite, desde el ordenador personal.

La mayoría de las aplicaciones para dispositivos móviles aprovechan las características de la pantalla táctil para capturar la firma, practicada con la punta del dedo, y convertirla en un dibujo vectorial que se puede implantar sobre documentos en formato PDF. Se recibe el contrato, se abre en la tableta, se firma, y se devuelve por correo electrónico.

La interfaz permite elegir la mejor de las firmas, ajustarlas en tamaño, en color del trazo y en posición en el documento. Alguna otra se integra mejor con ofimática, como Autograph, que permite firmar a mano alzada sobre documentos de Microsoft (Word, Excel) o Apple (Pages, Numbers), pero exige el uso de su stylus Pogo. Del resto de apps, las que cumplen las funciones mínimas son gratuitas.

Firma securizada
Algunas de las aplicaciones, sin embargo, ofrecen —bajo precio de venta o servicio— una versión más completa del servicio y totalmente securizada. El redactor del contrato que exige una firma autógrafa válida utiliza la aplicación para enviar online el documento a su cliente. Éste lo puede firmar con un dispositivo móvil o directamente desde el ordenador usando el cursor del ratón. En el momento en que firma, el contrato es válido y el redactor lo recibe.

Simultáneamente, en los servidores del fabricante de la aplicación queda una copia con los datos de geolocalización y horario y día de la firma, de modo que se convierte en un certificador legal, y como tercera parte, de los términos del contrato. Ante cualquier reclamación legal por irregularidades en la contratación, el proveedor certificará que aquello que se firmó lo fue realmente, confirmando la autenticidad de la transacción.

SIGNficant, además, introduce la opción de confirmar la identidad del firmante mediante su perfil personal en redes sociales o por medio de SMS a su teléfono móvil, como hacen la mayoría de las plataformas de pago bancarias. Su servicio online se puede integrar en cualquier página web, generando un contrato para la firma de forma automática.

RightSignature, por su parte, exige un registro de las partes y sólo permite acceder a la firma si el contratante entra en el sistema con un número PIN privado.

La firma más sencilla con Vista Previa de Mac
Otra forma de firmar de puño y letra documentos digitales es usando el sistema operativo de Apple en ordenadores portátiles y de sobremesa. La aplicación Vista Previa, para la reproducción de formatos gráficos, el retoque de imágenes, la conversión de formatos y la consulta de documentos sin tener que abrir la aplicación correspondiente, incluye una opción de firma digital sobre documentos PDF.

Acudiendo a Preferencias, basta escoger la opción Firmas para grabar, desde la cámara integrada, una firma de puño y letra. Para ello hay que firmar en un documento en blanco y colocarlo ante la cámara, ajustando la posición a una línea horizontal de color azul.

Una vez guardada, cualquier documento que se desee firmar se puede exportar en formato PDF. Los documentos de texto Word y las hojas de cálculo Excel, si no se tienen las aplicaciones o Acrobat, se pueden importar con Pages o Numbers y compartir en PDF. El archivo resultante se abre en Vista Previa, se activan las Herramientas de Edición y se hace clic en el menú Firma. La rúbrica se podrá colocar donde se desee y el documento quedará firmado de puño y letra.