Sí. Usamos un par de cookies, y una ni siquiera es nuestra. Deberá aceptarlas para evitar este mensaje que mostramos por imperativo legal

“Facebook investiga un uso publicitario fraudulento de imágenes comisariadas”, noticia en Interdixit

Diseño + Desarrollo. Multimedia. Web. Comunicación. Grafismo. Arte

Noticia: “Facebook investiga un uso publicitario fraudulento de imágenes comisariadas” de la sección Tendencias

Facebook investiga un uso publicitario fraudulento de imágenes comisariadas

Facebook retiró anoche la página “530 Fatties”, creada por un usuario anónimo, que mostraba sin consentimiento fotografías de personas obesas captadas en la red social. Ha anunciado una investigación para determinar la autoría y el uso de este contenido comisariado como soporte a publicidad de una red de centros de estética de California, Estados Unidos.

La página fue creada en junio y recogía imágenes de personas obesas, predominantemente mujeres, residentes en el código postal 530 de los condados de Yuba y Sutter, en el norte de California. Todas las fotografías habían sido recogidas sin permiso ni consentimiento de otros perfiles y páginas de Facebook y reubicadas en el perfil clausurado. Utilizando la técnica de content curation, imágenes dispersas con único valor personal e íntimo, se han agrupado únicamente por el sobrepeso de sus protagonistas.

Simultáneamente, una cadena de centros de belleza y estética implantada en la región californiana prometía reducción de peso en la publicidad mostrada en las mismas páginas.

Situación humillante
Los protagonistas de las imágenes ignoraban la situación, aunque se les estaba ubicando geográficamente en un código postal determinado y eran fácilmente identificables. Sólo se dieron cuenta de lo que sucedía cuando algunos conocidos cayeron en la página e identificaron a los protagonistas, etiquetándolos en fotografías o advirtiéndoles de su aparición.

Algunas de las personas involucradas, como la joven que recoge el tuit de la CBS, denunciaron a Facebook el uso sin permiso de sus imágenes y respondieron a la humillación con imágenes actualizadas. En su caso, con una pérdida muy notable de peso.

Facebook ha retirado la página y ha abierto una investigación para determinar si los filtros establecidos en la campaña publicitaria eran tan precisos que llevaban a mostrarlos sólo cuando alguien visitaba el perfil clausurado,  y si existe algún vínculo entre el autor y el anunciante.

De ser así, la publicidad habría estado dirigida a personas concernidas por un exceso de peso, en un área geográfica muy determinada y, en ocasiones, directamente a personas concretas e identificables que podrían requerir los servicios.