Sí. Usamos un par de cookies, y una ni siquiera es nuestra. Deberá aceptarlas para evitar este mensaje que mostramos por imperativo legal

“Cómo convertir un sitio web en una app para dispositivos móviles”, noticia en Interdixit

Diseño + Desarrollo. Multimedia. Web. Comunicación. Grafismo. Arte

Noticia: “Cómo convertir un sitio web en una app para dispositivos móviles” de la sección Tendencias

Cómo convertir un sitio web en una app para dispositivos móviles

La oportunidad de transformar un sitio web en una app con todas las funcionalidades de los dispositivos móviles supone un impresionante ahorro en herramientas de marketing digital para las empresas e instituciones. La solución es el uso del Web Application Manifest en la programación web. Chrome y Firefox ya lo interpretan.

Fundamentalmente se trata de un archivo vinculado al sitio web en el que se trasladan las instrucciones de uso y visibilidad cuando se visita desde un dispositivo móvil. El navegador del dispositivo trata las páginas web como pantallas de una aplicación y les da acceso a los sensores disponibles: cámara, GPS, detectores de posicionamiento espacial, etcétera. Las páginas de la falsa app se guardan en la caché de los navegadores facilitando su uso inmediato y offline y se aumenta la capacidad de guardar información para su uso, por ejemplo, el catálogo completo de productos de una tienda.

Aunque los desarrolladores del manifiesto recomiendan su implementación con toda cautela por los cambios que aún se pueden registrar, el archivo no es más que una instrucción en lenguaje estructurado JSON que sustituye al código META de las páginas web.

Hoy es posible indicar el nombre de aplicación extenso y reducido que usará el sistema operativo del teléfono, los iconos para la pantalla del dispositivo móvil, el modo de orientación de uso, la URL de inicio, los dominios y directorios límite para que el sistema pueda interpretarlos como pantallas de la app y no como páginas web, y la identificación de los scripts que permiten actualizar automáticamente los contenidos que usa la página, incluso con la aplicación cerrada.

Reducción de costes e independencia corporativa
El objetivo del manifiesto es reducir la distancia entre las app y los sitios web con funcionalidades, resolviendo el acceso a los sensores del dispositivo y mejorando la experiencia de usuario. Hasta ahora, cuando una página web requería utilizar un detector del teléfono o la tableta debía enlazar con una aplicación programada a propósito.

Con la nueva técnica, una sitio web que en ordenadores portátiles y de sobremesa tiene una apariencia normal se convierte en una app en el teléfono. Sus ventajas son los costes de producción —más de la mitad de ahorro respecto a la creación de un sitio web y una app asociada—, la independencia respecto a los operadores que distribuyen las apps, la capacidad de incluir todo el contenido propio que se desee sin pasar por filtros de terceros, la conectividad desde cualquier lugar, la visibilidad del código fuente y la capacidad de ser compartido como un enlace.

Las apps seguirán usando el sistema operativo del dispositivo con todas sus ventajas, pero el usuario que haya instalado una webapp notará poca diferencia para funcionalidades no demasiado complejas. Los navegadores Opera y Explorer están estudiando su implementación.